Libertymoderna’s Weblog

Kultur, Politique & Scienza

Archive for the ‘Us’ Category

La Revolución del iPhone

leave a comment »

Escrito por: Lilia Pozos*

La sociedad actual ha vivido muchos cambios debido a la implementación de la tecnología en el ámbito social. Ciertamente estoy en contra del determinismo tecnológico ya que las innovaciones tecnológicas no pueden actuar por sí mismas sino que necesitan adentrarse completamente, o en la medida de lo posible a la sociedad en la que se están insertando. “Sin la computadora no hubiera sido posible la revolución tecnológica en la que vive la sociedad” (Gómez Mont, p.2). A partir de ésta las innovaciones han partido de las herramientas con las que cuenta una computadora y se han mejorado considerablemente. Tanto la tecnología como las nuevas formas de comunicación tienen efectos positivos y negativos y hay que tener en cuenta las consecuencias de ello. Para motivos de este ensayo, tomando en cuenta los aspectos de la convergencia tecnológica, innovaciones y aspectos sociales, elegí el Iphone como una innovación que se ha convertido en un elemento de supervivencia en el mundo digital y tecnológico en el que vivimos.

Los objetivos que persigo se refieren al hecho de explicar las implicaciones sociales y políticas del iPhone así como los usos que le da la sociedad. Así mismo pretendo establecer las consecuencias tanto negativas como positivas que representa este nuevo elemento digno de ser ejemplo de una perfecta convergencia tecnológica.
A partir de esto me surgen las siguientes preguntas: ¿Cómo se ha convertido el iPhone en una herramienta indispensable para muchos de sus usuarios? ¿Qué es lo que hace al iPhone tan especial y tan cotizado como una forma de estatus social? ¿Cuáles son los elementos más importantes de la convergencia tecnológica que se encuentran dentro del iPhone?

El 11 de Julio de 2008, se dio el lanzamiento oficial del iPhone en México y con ello comenzaron las grandes expectativas de todos aquellos fans de Apple. Este nuevo gadget de Steve Jobs es la combinación perfecta de una convergencia tecnológica, para lo cual, Francis Pisan ofrece esta interpretación: “…flujo de contenido que pasa por múltiples plataformas de medios, a la cooperación entre múltiples industrias y al comportamiento migratorio de la audiencia de los medios de comunicación dispuesta a ir casi a cualquier lugar en búsqueda del tipo de experiencia de ocio que quiere” (Pisani, p.1). No hay mejor forma de representar el ocio en un dispositivo de la manera en que lo hace el iPhone. Éste al combinar tres industrias diferentes: telefonía celular, música e Internet es la herramienta perfecta para aquellos amantes de la música, de la comunicación virtual y la tecnología.

Características principales del iPhone
Este dispositivo cuenta con múltiples funciones como lo es de un reproductor mp3 y mp4, teléfono celular e Internet de alta velocidad. Además de estas características principales del iPhone, cuenta también con acceso a Google maps, Localizador GPS, juegos y múltiples aplicaciones útiles a diferentes tipos de usuarios. “Las empresas de medios están aprendiendo a acelerar los flujos de contenido por diferentes canales de entrega para aumentar sus oportunidades de ganancias, ampliar mercados y fortalecer el compromiso del espectador” (Pisani, p. 2). Es importante destacar que la unión de industrias provoca que se pueden lograr mejores convergencias aplicadas a las nuevas tecnologías para poder captar una mayor cantidad de mercado y así aumentar las ganancias y conservar la fidelidad del cliente. Por tal motivo debido a la globalización, se ha dado una importante apertura en el mercado para que la convergencia se haga cada vez más evidente y así los consumidores puedan adquirir los productos que les den mayor comodidad y mayor innovación.

Consecuencias de la introducción del iPhone al mercado
Es cierto que este tipo de tecnología así como muchas otras, tienen usos específicos dentro de los sectores de la población que se han insertado en un medio donde la cultura digital es lo más importante. “La transformación de las modalidades de ocio es otro signo de las mutaciones de la vida privada” (Flichy, párrafo 11). Uno de los aspectos más importantes en cuanto al cambio que se da en una cultura con la introducción de una tecnología, es la mutación que se da dentro de la vida privada. Ahora tu iPhone va a contener los números telefónicos de todos tus contactos, tu música favorita, tus fotografías y cualquier movimiento que hagas a través de Internet. La privacidad se ve modificada porque es un dispositivo que se puede prestar o enseñar a los demás miembros de tu sociedad sobretodo para generar un reconocimiento al poseer un elemento que en los primeros meses será de elite y poco a poco se convertirá en un elemento de uso cotidiano para las clases medias y medias-altas.
Otra consecuencia importante según lo que nos menciona Flichy, es que el ocio se convierte en una actividad que se hace en privado lo que genera que los mismos individuos se aíslen de los demás. Ahora es común ver por las calles a una familia donde algún miembro, especialmente los hijos, traen un Ipod o un Iphone sin percatarse de lo que sucede alrededor.
Si bien la tecnología es cómoda, en cierto modo accesible para un tipo de mercado al igual que da status a quien la posee, provoca que la sociedad se segmente cada vez más y que probablemente exista algún tipo de discriminación para aquellos que no lo poseen. De la misma forma, la individualización es un factor que ha sido influenciado por este tipo de tecnología tratando el tema de la telefonía celular. “Aunque la mensajería electrónica es un dispositivo de red, tiene asimismo otra característica: es una herramienta personal”. (Flichy, párrafo 39). Cualquier uso que se le pueda dar a esta tecnología, va a ser de manera personal porque se ha convertido en un mecanismo de rito que se utiliza diariamente.
Consecuentemente, el iPhone es una herramienta muy útil para aquellos que no desean cargar tres dispositivos a la vez, lo que este aparato ha unificado con éxito. Todo el acceso a la información de cualquier tipo se tiene siempre a la mano y en tiempo real, lo que le da un mayor valor a la información. El usuario se siente inmerso en una cultura digital de la cual es parte y sabe como usarla a su mayor beneficio, la cual se define como “…nuevas formas de escribir, de relatar, de leer, en individual o colectivo donde la virtualidad se relaciona con el cuerpo dentro de un tejido social que aparece en la red y que por momentos es consciente socialmente mientras que en otros, sería capaz de destruir informaciones estratégica para la supervivencia de la humanidad” (Gómez Mont, p.2). Por otra parte, su localizador GPS te facilita las rutas por las que transites y los juegos son una forma de entretenerte sin tener ni siquiera que moverte de lugar. Por lo tanto, siempre estarás comunicado, entretenido, cerca de tu música favorita y teniendo el mejor acceso a la información en cualquier parte del mundo.

Conclusiones
Finalmente se puede decir por el momento que el iPhone es una tecnología innovadora que incluye tres tipos de dispositivos diferentes que convergen perfectamente y que sus creadores han sabido como posicionarlo dentro del mercado juvenil. “Los creadores del microordenador y de Internet incorporaron, por tanto, a los sistemas informáticos que ellos desarrollaron prácticas sociales nuevas, las correspondientes al individualismo conectado.” (Flichy, párrafo 33). Dentro de los usos sociales que se la han dado al Iphone se encuentra el individualismo conectado provocando que los usuarios se aíslen y tengan prácticas del ocio en forma privada. Por otro lado, “el espacio resulta alterado al trabajar los usuarios con soportes ópticos, por un lado, y por otro al establecer intercomunicaciones a través de redes” (Gómez Mont, p.2) En esta sociedad es muy común que los jóvenes estén acostumbrados a utilizar estas tecnologías pero hay que pensar y analizar cuidadosamente los efectos que estas producen y cuáles pueden ser los modos de solucionarlo.

Referencias
•    Flichy, P. (2006). El individualismo conectado: entre la técnica digital y la sociedad. [Medio electrónico]. Revista Telos. Julio-Septiembre
•    Gómez Mont, C. (2000). Revolución tecnológica: un nuevo paradigma para la comunicación. [Medio electrónico]. Revista Signo y Pensamiento (36). Bogotá
•    Pisan, F. (2007). Entre convergencia técnica y cultura de la convergencia. [Medio electrónico].

*Lilia Pozos es periodista y estudiante en Tecnologías de la Comunicación por el ITESM.

Written by libertymoderna

October 3, 2008 at 2:23 pm

Posted in Us

Los cuentos Chinos

leave a comment »

Escrito por: Gravoche

Los juegos olímpicos han terminado y las historias de pena y gloria comienzan a desvanecerse en la espera de otra justa internacional donde la soberbia política y económica haga lujo de sus veleidades.

Durante mas de cuatro años, China estuvo a la expectativa del escrutinio mundial, no sólo por ser la sede de los juegos olímpicos, sino por su constante crecimiento económico y las eventuales problemáticas sociales, mas resaltadas por el imaginario social de occidente que por los mismos asiáticos.

Quizá el mayor eco mediático fue el conflicto tibetano, a pocas semanas de encender el fuego olímpico , se recordó la brutal represión a la que han sido sometidos, sin embargo, es necesario notar que el conflicto es tan antiguo como el Estado Socialista Chino, por lo que, su irrupción en el panorama público tiene más sentido dentro del contexto de la atención internacional.

Las Olimpiadas siempre han sido un gran espacio para la negociación política internacional, sin embargo, los pequeños actores de ensamble de tal escenario, los atletas, han jugado un papel del que pocos han tenido noción. Ya no sólo se trata de la justa deportiva y el espíritu competitivo. Desde su principio en la época moderna, se veía al evento como campo de batalla donde quedaba demostrada la superioridad de las razas y las naciones, claro que, para la época, la teoría de la evolución social era corriente. El caso de Jesse Owens y los nazis, es ejemplo de esto. Pero hoy en día en las sociedades de mercado y el rimbombante triunfo de las democracias, lo que predomina en las olimpiadas es un discurso político y social, en donde el deporte es un reflejo de las sociedades y de su vida cotidiana.

La calidad de vida y desarrollo económico se muestran como lujo veleidoso de las grandes potencias deportivas; ya no se trata de la superación física, o de la competitividad y el perfeccionamiento de una disciplina, sino de demostrar en que país se vive mejor y se trabaja mejor, puesto que son las condiciones de la vida cotidiana las que remiten al trabajo en el alto rendimiento, aquellas naciones que se dan el lujo de ser los mejores en el deporte porque sus estructuras económicas satisfacen sus necesidades y les permiten esa vanidad.

Paradójicamente el hecho de que China ahora sea el numero uno en el medallero, no solo significa que es la potencia deportiva numero uno, sino que la libertad tal y como la concibe occidente, es dispensable para organizar a un pueblo y alcanzar el desarrollo económico, creando espacios para el deporte de alto nivel.

Written by libertymoderna

September 21, 2008 at 11:56 pm

Posted in Us

Memorias del 68 (Una pequeña crónica)

leave a comment »

Escrito por: Julio Alcántara y Sómacles

8:00am: Me asomo a mi ventana. El panorama no es del todo agradable, se vislumbra la civilización al infinito, escucho los pájaros mañaneros cantar y me reconforto. Sé que será un largo día.
9:00am: Con la taza de café en la mano, me entero de las últimas noticias mundiales. Francia ha perdido contra Italia. Lo tomo de menos. Únicamente el recuerdo de la noche anterior, me hace perder el apetito por la información. Acudo a mi librero y consulto a un viejo conocido. Heidegger.
9:30am: Mientras mis ojos pasean por las palabras del texto (como un velero que disfruta su estancia en altamar, serena y apasionadamente), escucho los ladrillos de mi perra. Quiere que la saque a pasear, pero estoy preocupado pos asistir a una exposición que me encargaron. Abren temprano y cierran temprano, así que decido ponerme mi vestuario social.
10:00am: Trayecto a lo inalcanzable, mi mente se encuentra sumida en profundos pensamientos. Las manos al volante son la típica imagen, un microcosmos hecho costumbre. Empiezo a idear la crónica que voy a entregar del evento. Pero la crónica en sí es la que me empieza a idear.
Y aún es difícil de comprender las luchas estudiantiles de los 60`s, suenan tan extrañas y lejanas, en la actualidad no encuentro motivo por el cual se hubiese forjado tal unidad y perseverancia en la búsqueda de un objetivo por parte de los estudiantes; cuando la vida de un estudiante del siglo XXI es más independiente y desinteresada de su entorno.
10:30am: Al parecer el tráfico es mi amigo. Una par de trompetazos, espero a que termine de pasar el vendedor de cigarros, ajusto el coche en drive, y acelero lentamente, como si cada segundo que me tomo al hacerlo, lo disfrutara en lo profundo de mí ser.
Pero la reflexión no para y me es complicado dejar de hacerme a la idea de esos héroes de antaño, sigo creyendo que los tiempos –al menos a nivel ideológico- han cambiado, me es impensable una Facultad con tanta efervescencia, estudio y reflexión, en torno a los temas de importancia para el país y el mundo. Ahora los estudiantes sólo nos remitimos a asistir a clases, hacer tareas y amigos, pocas cosas son las que le dan cohesión al universitario actualmente, sino es por los pumas sería complicado reunir a tantos estudiantes.
11:00am: Mi destino, en la distancia, es lejano. En el pensamiento, cercano. Mientras mi ojo se deposita en la plaza de las tres culturas, escucho a la multitud gritar y se me eriza la piel del sólo pensar en la multitud de personas reunidas, gritando al unísono. Lo dionisiaco se hace presente. No hay cabida para el diálogo. Es como si el sonido del helicóptero fuera la mampara de esa frágil división: ser de dialéctica, de movimiento, de letra, de pensamiento y ser antivalórico, antinómico, caótico y fatalista.
Un joven de aproximadamente 18 años de edad, se ofrece a limpiar mi parabrisas, pero me niego. Tal parece que me hace una seña con su brazo. Lo alza mostrando el codo.

11:30am: Estaciono el coche, el Sol se encuentra ahora casi a noventa grados. Prefiero el arrullo de la sombra, que es como la vigía muda de los grandes descubrimientos, ha visto, incluso, una manzana caer. Algo me cae en la cabeza, llevo mi mano a la coronilla y pienso que estaría en orden un desayuno, tal vez, una ensalada de frutas.
Es tan importante como las ideas trascienden a los hombres, éstos últimos fallan, se equivocan, mueren, etc., pero las ideas sobreviven en el tiempo y su vigencia es inagotable; es impresionante como los ideales de grandes teóricos y prácticos, han perneado cambios importantes a nivel mundial.
12:30pm: Terminando de desayunar, me encuentro de nuevo reflexionando sobre la crónica que tengo que entregar. Botas y marcha. Tanques y rifles. Pancartas y voz. Es la liberación, la época del color. Adiós al blanco y negro. Mi voz vale porque la he hecho valer. Soy dueño de mis decisiones. Marx y las cinco tesis filosóficas del buen Mao, son el estandarte de una época que no volverá.
Pero tampoco ese jugo de manzana del desayuno me caerá tan bien como antes. Así pienso en el tiempo, como si pudiera controlarlo. Por lo menos se que el tiempo y el espacio son conceptos dados a priori en mi consciencia. ¡Vaya! ¡Alivio! Y me encamino hacia la entrada del museo, cámara preparada y deseosa de ser mi tercer ojo, el que todo lo ve.
12:45pm: Tomo fotos del material museográfico presente, murales, banderines, portadas de revistas viejas (¿lo viejo es lo presente?), videos con Carlos Monsiváis, reflexiones y anécdotas. El arte empieza a florecer, las ideas –tímidas al principio- (oh si, eterno principio de las cosas) se asoman a lo lejos.
El eco de mis pensamientos es como el eco de mi voz al preguntar al vigilante por el sanitario. Necesito, necesito, ¡pero necesito pensar! Bueno, estoy hecho de necesidades, perdónenme, hasta eso se pone en una crónica, o ¿no, Tucídides? Casualmente escucho los primeros segundos del Réquiem de Mozart en mi mente.
1:00pm: Día lluvioso. El sonido de las gotas de agua en el suelo es algo nostálgico, así como la exposición montada. El propio nombre lo dice: Memorial del 68. Es un recordar más allá de los hechos acaecidos. Es una invitación a la reflexión, a la identificación con la nacionalidad, o por lo menos, así dice la plaquita.
Pero en parte lo creo, no es tan sencillo identificar los símbolos o fechas que le han dado forma a nuestra idea de nación; en parte ello a de ser lo más complicado. Pero sin duda alguna de los hechos de más relevancia para el país en el siglo XXI está el movimiento del 68, ya que dar forma a el país al menos a nivel universitario o de educación nacional misma, llevaba muy poco tiempo, por mucho desde la segunda mitad del siglo XIX.
Sin duda alguna el que los estudiantes se hayan unido en pos de algún objetivo en México, del mismo modo en que ello les paso a algunos países europeos, habla de cierto nivel de reflexión y debate por parte de los estudiantes; en sentido de que ya no se nos colocará más a la saga de los cambios intelectuales e ideológicos del mundo. Para fraseando a Octavio Paz, por primera vez los mexicanos somos contemporáneos del resto del mundo.
2:00pm: Se me ocurre que estoy en un refrigerador. Tal vez en el congelador. Incluso algo me dice que podría estar loco. No, no estoy loco, pero tal vez me gustaría estarlo. Al fin que nadie les hace caso. ¿Y por qué digo que estoy en un congelador? Bueno, de cierta forma, los hechos y el memorial, conservan como paquetito de supermercado, la matanza del 68. Ahí está, a la luz de todos, y solo pocos se animan a checar su fecha de caducidad. Caducó hace 40 años, pero qué rico sabe.
Siendo cuarenta años en los que México ha adquirido mucho mayor madurez; los sucesos que comenzaron con el movimiento estudiantil del 68, son el principio democratizador el país, que acabará culminando con la transición democrática del 2000, en la que el partido hegemónico pierde el gobierno a nivel federal.
3:00pm: Unas jóvenes norteamericanas pasan a mi lado, viendo la exposición. Ipod a la vista, bermudas, lentes oscuros, acento, cuerpo, todo. Especialmente me llamó la atención una pelirroja de facciones finas y bonitas formas
Interesante, es corroborar aún hoy que en gran parte de los cambios que se han dado en el país los intelectuales son de los actores principales de la historia, y ahora no podía ser la excepción con la inclusión de Carlos Monsiváis y Elena Poniatowsca, que sus crónicas son primordiales para entender el curso de dicho movimiento.
3:30pm: Es una exposición abundante, meritoria de desmenuzar en el concepto a la misma. El discurso de Barros Sierra, hubiera convencido hasta Montaigne, que en nada creía. En verdad apabullador. Educación y libertad, conceptos trillados pero necesarios en los hechos modernos. Oratoria, eufemismo de sofismo. ¿Pero, qué le vamos a hacer?
Tan necesario es hoy como ayer la reivindicación de la sociedad, las carencias son las mismas y parece incierto que Barros Sierra haya dicho eso hace 40 cuarenta años.
4:00pm: Las chicas norteamericanas terminaron de ver la exposición muy rápido, yo apenas voy a la mitad. Esta es la liberty moderna, la nueva socialité. Me quedé pensando en las primeras minifaldas. Las mujeres no cambian, pero los hombres tampoco; los anhelos son los mismo y las luchas no se han acallado del todo.
4:30pm: De nueva cuenta suena en mi mente el Réquiem de Mozart. Obra maravillosa, sin duda alguna. Melancolía de nueva cuenta. El congelador empieza a afectarme. En la frialdad de los hechos no me encuentro. No es clasicismo, pero tampoco romanticismo, es un punto medio, diría Goethe. Mientras me imagino el acto de represión del gobierno de Díaz Ordaz, como ópera a la muerte. La cámara lenta se mueve en la armonía de la no comunicación, de la fuerza bruta, del retorno al estado de naturaleza de Hobbes, de la anarquía de Kropotkin.
Es cierto, la beligerancia con la que se usó la fuerza pública contra los estudiantes fue desmedida y atroz, se les olvido por un momento que eran estudiantes y no una guerra contra un enemigo.
5:00pm: Bien decía Hegel, que el espíritu absoluto se desarrola en la historia, que todos formamos parte de la unidad. Pero se considera a Hegel un idealista, duramente criticado por los materialistas, Él no sufrió la represión de un régimen autoritario. Él veía fácilmente al cielo, no sentía el peso de la labor obrera sobre sus hombros, forzándolo a ver al suelo. No es de arriba abajo, sino de abajo a arriba. Discrepancia. Pluralismo. Víctimas de la Política.
¡Larga vida a Marx! ¡Viva la revolución Cubana!; consignas que se convirtieron en estandartes en el movimiento estudiantil del 68, que fueron más que frases, símbolos; por medio de los cuales los estudiantes se identificaron y lograron hacerse de un ideal. Se les olvidó a nuestros gobernantes que por principio México está hecho de ideales, desde la misma conquista, hasta el ideal modernizador del milagro mexicano (etapa de la posguerra).

5:30pm: Estas imágenes se superponen en mi imaginación. Después de la muerte no hay nada, nuevamente, eterno retorno. ¿Dónde quedaron la racionalidad, el optimismo, la ilustración? Después del día sigue la noche, los ojos se cierran al inevitable cansancio. Ya no hay patrones, elementos a seguir. Se olvida el ser. Política es la Reina triunfante en los hechos históricos. El poder ciega. Reprime las nuevas ideas a conveniencia. Es el ocaso de los nuevos ídolos.
Pero las nuevas ideas son la estructura de la construcción del futuro, sin una renovación en la vida, las cosas caducan y mueren; sin los grandes virajes en la forma de pensar la vida y el mundo, las cosas hubieran quedado estáticas y por lo mismo la evolución en el conocimiento humano se hubiera estancado.
Como estudiante mexicano de la Universidad Nacional Autónoma de México, reconozco el fruto del esfuerzo pasado, por el que principios educacionales se han defendido, como el de gratuidad y laicidad en la educación, sin los cuales quedarían también olvidadas las leyes de reforma, el espíritu de los científicos del Porfiriato, pero sobre todo nos olvidaríamos que sobre esas ideas de a formado México, son sus virtudes y defectos, es un país liberal –en el sentido político del concepto-, que realiza grandes esfuerzos por promover la equidad entre los individuos promoviendo la educación, salud y la ciencia.
El mañana nunca muere y el futuro es ahora, si nos olvidamos de nuestra historia estaremos condenados a repetir los errores del pasado; es tiempo de replantear el futuro con conciencia histórica.

Written by libertymoderna

September 21, 2008 at 1:52 am

Posted in Us

Síntesis: El arte de mentir (Vargas Llosa)

leave a comment »

Escrito por: Lilia Pozos

 

El Arte de mentir, es un texto escrito por Mario Vargas Llosa donde explica algunos aspectos importantes sobre los factores de verdad y mentira contenidos en las novelas, así como la verdadera esencia del género de ficción.

 

La novela ha sido considerada, a lo largo de los años, como mentirosa e irreal por lo que los inquisidores españoles prohibieron su importación hacia las colonias hispanoamericanas argumentando que perjudicaba la salud espiritual de los indios.

 

El Arte de mentir, escrito por Mario Vargas Llosa es un escrito que revela los aspectos importantes donde se hospeda la verdad y la mentira en las novelas.

Entre opiniones encontradas se puede apreciar que el Santo Oficio declaraba que las novelas mienten y son una visión falaz de la vida mientras que Vargas Llosa responde que las novelas en efecto mienten pero esa es sólo una parte de su estructura. Dicha mentira desencadena una curiosa verdad que refleja el deseo de los seres humanos al querer tener una vida diferente a la que poseen.  Como consecuencia de ello, existen  las ficciones que retratan la necesidad de los hombres por cambiar sus vidas donde, a través de mentiras disimuladas, se presenta una propuesta de inconformidad y deseo por combatir su propia realidad.

 

Además de estas “mentiras”, se agregan experiencias, imaginación y fantasía a los relatos para que se conjuguen un una transformación de la realidad donde la embellecen o la empeoran. Así pues, la profundidad de la novela radica en la correcta expresión de necesidades generales haciendo que los hombres se identifiquen y posean esos mismos deseos incontrolados.

Si se cuestiona el factor de  veracidad en las novelas, quiere decir que las personas se preguntan si los hechos narrados por el escritor son una realidad fehaciente. Sin embargo, Vargas Llosa nos aclara que efectivamente las novelas están inspiradas en experiencias. Con todo, no es tan sólo un recuento de hechos apegados a la realidad, -en ese caso sería un reportaje periodístico-.

Por otro lado se debe aceptar que existen diferencias entre las novelas realistas y las de corte de ficción.  La principal diferencia recae sobre el hecho de que la realidad es tratada de diferente manera, mientras que en las novelas realistas se narran acontecimientos que pueden ser completamente reales, lo cual no significa que haya ocurrido tal cual. Las novelas de ficción se convierten en símbolos y representaciones de la realidad y de experiencias que podrían ser posibles; básicamente es un simulacro del desorden de la vida real pero con un principio y un final específico.

 

El tiempo, factor determinante en las novelas, se maneja con sumo cuidado pues existe una gran diferencia entre el tiempo real y el tiempo de ficción, donde éste es empleado para conseguir efectos psicológicos propios del género. 

 Si ya se ha aclarado que las novelas no son acontecimientos narrados apegados a la realidad, se establecen así las diferencias con un reportaje periodístico. Éste último depende de lo que suceda en la realidad y mientras más se acerque a los hechos reales, más verdadero será. Así, la novela depende de su propia capacidad de seducción, de su fantasía y de su magia donde toda buena novela dice la verdad y toda mala novela miente; donde decir la verdad significa hacer vivir al lector una ilusión, y mentir es no lograrlo. [1] Por lo tanto, la novela de ficción se considera amoral porque la verdad y la mentira son conceptos exclusivamente de carácter estético. [2]

 

La conclusión se comienza a retomar desde que se acepta que al ser humano le hace falta una parte de su vida, la que sólo podemos vivir una vez sin poder transportarnos a otras realidades más que a través de la ficción. “Quien las hizo no pudo vivirlas y quien las lee encuentra sus fantasías y los sueños que tenía para hacer más llevadera su vida” [3] El regreso a nuestra realidad es un empobrecimiento muy fuerte ya que podemos comprobar que somos menos de lo que soñamos y si nos liberamos de eso, podremos experimentar el peligro y el riesgo de ser libres.

 

 

Bibliografía:

 

Vargas, M. El Arte de Mentir.


[1] Vargas, M. El Arte de Mentir.   P. 273

[2] Vargas, M. El Arte de Mentir.  P. 274

 

[3] Vargas, M. El Arte de Mentir. P. 275

Written by libertymoderna

August 14, 2008 at 11:51 pm

Posted in Us

El Hidalgo cultural (aug/06/2008)

leave a comment »

El combate
José Clemente Orozco 1925-1928
Óleo sobre tela
75.5 x 85.5cm.
Col. Carrillo Gil.

Escrito por: Jared Guerra

Para Orozco, que declara en su autobiografía que la revolución fue el periodo donde se desarrolló lo mejor de su existencia, califica al proceso como una época “ferozmente guerrera de convulsiones espantosas” . El combate es una expresión surgida más de la reflexión acerca de la violencia y de la guerra que del suceso histórico. Se trata de un episodio funesto al cual no le otorga mucha importancia en denunciar a los participantes, puesto que al final, se trata de hombres asesinando hombres, y la razón de sus actos o el motivo de sus acciones no se encuentra presente en toda la pintura. En la obra se muestran hombres sin rostro porque no le importan tanto los sujetos, sino el hecho de la violencia de la lucha. No muestra sangre pues sugiere que el tema es parte de algo más grande y grave: un proceso de deshumanización. En el fondo, se trata de mostrar la pesadumbre ante una situación horripilante; los cuerpos de los combatientes son portadores de un estado de animo lúgubre ante un momento muy desgraciado.
Se trata de una obra con una visión trágica y coherente, particularmente con esa mirada critica sobre una época siniestra fundada en un lenguaje plástico y pictórico, humanista y universal sobre la violencia.

Written by libertymoderna

August 6, 2008 at 7:46 pm

Posted in Us

De inducciones y otras degeneraciones

leave a comment »

Escrito por: El Soliloquio del Zapo

Un tema que -supuestamente- le atañe a toda la nación; una discusión
que polemiza sobre la (in)acción; y un ejercicio sin repercusión…

En una típica mañana de verano en la Ciudad de México,
mientras caminaba con destino a la compra del pan matutino, topé
con una “Mesa receptora de opinión” -quiero decir que si no se
hubiese colocado estratégicamente allí, no habría opinado-, aproveché la ocasión e hice la
pausa, más obligado por deber cívico que por mera convicción.

Por alguna razón sabía que al día siguiente el titular de ‘La Jornada’
sería ‘No’. Y es que, dado el abandono virtual de mis habilidades
esotéricas y un sexto sentido más desgastado que libro de biblioteca
pública, mientras más próximo me encontraba a la mesa, con mayor
malicia me miraba de reojo el “receptor”.

Un tipo regordete que escondía sus ojos rojos detrás de
unas gafas que no le favorecían a la forma de su cara, me miraba con una expresión que reflejaba las siguientes palabras: “Sabes lo que vienes a
opinar…” Yo, con más calma aún, miraba cómo el otro “receptor”
anotaba mi nombre, el número de votante, el número de la mítica
credencial del sagrado IFE, y sí… el número de la papeleta en la que
manifestaría mi opinión.

Me hicieron entrega de la papeleta, alrededor no había lugar en el que
me hubiere podido refugiar para expresarme con toda tranquilidad.
Frente a ellos, y con mucho hígado en la mano, a la primera pregunta
respondí: ‘Si’ -mejor legalizar esas cosas conocidas como
‘PIDIREGAS’-, sonreí ante la mirada atónita de los receptores. En la
segunda papeleta, la respuesta fue: ‘No’. Ahora los receptores
sonreían… pero su expresión fue más agridulce cuando enseguida crucé
el ‘Sí’.

Desde luego, deposité la papeleta con mayor prisa por mi hambre de pan que por
otra cosa. Los receptores no lo podían creer y, a regañadientes, uno
de ellos se esmeró en dejar la marca en mi dedo izquierdo, misma que aún
hoy puedo ver.

La cuestión es meramente fundamental: un ejercicio a nivel local para
un asunto de competencia federal entregado a un sector del electorado
que se caracteriza por ser políticamente apático y que, por gracia del
espíritu santo, es el más beneficiado por la política de subsidios de
la federación… Bravo.

Los números, aunque pudiesen remotamente acercarse al millón y medio,
son inconsistentes -en el interior de la República hubiese podido
opinar en más ocasiones-; sobre todo si consideramos que somos un país
cercano a los 107 millones de habitantes. En fin, recordemos que
para las preguntas cerradas poco se puede hacer para evitar una
generalización o una simplificación -cualquiera es igual de peligrosa,
si no me creen, pregunten a los analistas sobre terrorismo.

Por cierto, quiero dejar específicamente claro que el pan no me quitó
el hambre… gracias por su atención.

Written by libertymoderna

August 4, 2008 at 3:55 am

Posted in Us

Welcome!

with one comment

Liberty Moderna

Kultur, Politique & Scienza

健康 Sociedade التعليم 権利 Любовь Omgeving Χαρά 미덕

Please! Join us writing about health, education, rights, ecology, love, polity and more!

liberty.moderna@gmail.com

Written by Charro Negro

July 21, 2008 at 7:19 am

Posted in Us

Tagged with