Libertymoderna’s Weblog

Kultur, Politique & Scienza

Sobre la síntesis capitalista: Apología al sistema (apología a nuestra humanidad)

leave a comment »

Escrito por: Sómacles

Esta sería la primera vez que directamente me propongo hacer el más próximo acercamiento a lo que sería una primera apología al sistema. Aquellas personas socialistoides cuya mentalidad sea cerrada, absténganse de leer el siguiente texto.

Antes que nada, es necesario precisar algunos puntos. En primer lugar, la consciencia personal y colectiva.

El conjunto de elementos que conforman nuestra presente realidad, es el resultado de un proceso inevitable en el espacio y el tiempo, categorías dadas “a priori” en el ser humano, es decir, interiorizamos estas categorías de tal forma que casi siempre pasan desapercibidas. Pero no es que pasen desapercibidas, sino que precisamente están “dadas” en nuestro “ser” (una gran potencialidad), que se proyectan lejanas en nuestra escasa consciencia, a decir, la historia.

En este margen, la historia ha demostrado ser un proceso dialéctico entre los que detentan el poder político y los que aspiran al mismo. Evidentemente no trato de hacer un tratado sobre las formas de la naturaleza humana en esta entrada del blog, sino únicamente resaltar el hecho de la ambivalencia humana tanto en sus formas morales, como sus formas fenoménicas, o dicho de otra manera y acotando el tiempo a nuestra realidad presente; el análisis de coyuntura.

Pero antes de pasar al siguiente punto, me gustaría que quedara claro lo que acabo de exponer: Aún cuando no podemos conocer el “mundo nouménico” o de las formas en sí misma, puesto que el ser humano basa el ser de este mundo en cuanto principios o prejuicios fenoménicos, podemos aproximarnos al orden y la estructura de la sociedad mediante el uso de herramientas científicas que, bien que mal, marcan las pautas a seguir en el ordenamiento de nuestras vidas, tanto de las superestructuras como de las infraestructuras (de nuevo, una interpretación de la dialéctica general).

Y es aquí donde la historia (ser y tiempo en un espacio dado), remarca su peso. Mucho se ha criticado (y esto es parte natural de los que aspiran al poder político) al sistema capitalista actual y a sus últimas formas financieras en la actual crisis financiera y lo que será próximamente si no es que ya: crisis económica.

Desgraciadamente el ser humano en la historia ha demostrado su egoísmo y su capacidad de expansión política en función tanto de la milicia como del poder económico. Y aún cuando actualmente mucho se ha avanzado en las formas morales (derechos humanos, estado de felicidad, teoría del amor, consciencia sobre el espíritu perdido de la libertad, etc), claramente no bastan para “frenar” (y no digo que se tenga que frenar), los intereses que han servido a los propósitos humanos.

Y bien, para llevarlo más claramente al problema de coyuntura económico-financiera, crítico-filosófico, científico-fenoménico,  moral-nouménico e histórico-sintético (por tratar de categorizar un poco), la que ahora es llamada crisis (antes recesión, antes desaceleración), es (y dando gracias a la historia por sus lecciones), reflejo de nuestro exceso de humanidad (al fin y al cabo somos humanos, demasiado humanos). La inevitable crítica al “sistema”, no hace sino pulir las formas de este último, lo que en el tiempo dará como resultado al mismo sistema pero perfeccionado, depurado, pulido, como le quieran llamar. En otras palabras, tendemos el “último sistema”. Los gurús económicos actuales han aprendido de sus errores y de ahora en adelante se enfocarán en llevar las formas matemáticas a un nuevo nivel nunca antes visto en la historia. Ciertamente se aproxima una nueva época histórica: la época de la perfección matemática. Las nuevas generaciones empeñarán todo su genio en nuevas investigaciones que procuren mantener brillante y renovado, el que hasta ahora ha sido la estructura que ha organizado la economía. Aquellas personas que predigan el fin del capitalismo, lo único que hacen es insertarse en el eterno retorno, ciclo histórico de la lucha por el poder político, llevando el hecho atómico coyuntural como estandarte de su ideología personalista que únicamente busca colocarse en alguna esfera elitista de poder (económico, político o incluso cultural).

Aquí es donde tenemos que aceptar lo que alguna vez algún pensador alemán mencionó como la voluntad de poder de todos nosotros, unos más que otros. El desnudar al ser humano y despojarlo de su ropa ideológica suele ser bastante asqueroso, fétido olor del ser en sí mismo, únicamente contrapesado por la esperanza moral, por el amor, por la búsqueda de la felicidad, por lo bello y por la verdad, ideales del deber ser.

En conclusión, un período termina y otro renacerá, gracias al poder de síntesis de la historia, sin embargo, mucho quedará en su lugar (después de una gran sacudida, claro está). Y aquellos estados que vean fortalecida su economía, serán los que gracias a la solvencia, tendrán las capacidades de desarrollar nuevos adelantos técnicos y militares, que podrían incluso baticinar los albores de un nuevo gran confrontamiento armado. Lloremos por nuestra humanidad, lloremos por aceptar la defensa a nuestro ser.

Así habló Sómacles

Written by libertymoderna

October 25, 2008 at 9:07 pm

Posted in Sómacles

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: