Libertymoderna’s Weblog

Kultur, Politique & Scienza

Los cuentos Chinos

leave a comment »

Escrito por: Gravoche

Los juegos olímpicos han terminado y las historias de pena y gloria comienzan a desvanecerse en la espera de otra justa internacional donde la soberbia política y económica haga lujo de sus veleidades.

Durante mas de cuatro años, China estuvo a la expectativa del escrutinio mundial, no sólo por ser la sede de los juegos olímpicos, sino por su constante crecimiento económico y las eventuales problemáticas sociales, mas resaltadas por el imaginario social de occidente que por los mismos asiáticos.

Quizá el mayor eco mediático fue el conflicto tibetano, a pocas semanas de encender el fuego olímpico , se recordó la brutal represión a la que han sido sometidos, sin embargo, es necesario notar que el conflicto es tan antiguo como el Estado Socialista Chino, por lo que, su irrupción en el panorama público tiene más sentido dentro del contexto de la atención internacional.

Las Olimpiadas siempre han sido un gran espacio para la negociación política internacional, sin embargo, los pequeños actores de ensamble de tal escenario, los atletas, han jugado un papel del que pocos han tenido noción. Ya no sólo se trata de la justa deportiva y el espíritu competitivo. Desde su principio en la época moderna, se veía al evento como campo de batalla donde quedaba demostrada la superioridad de las razas y las naciones, claro que, para la época, la teoría de la evolución social era corriente. El caso de Jesse Owens y los nazis, es ejemplo de esto. Pero hoy en día en las sociedades de mercado y el rimbombante triunfo de las democracias, lo que predomina en las olimpiadas es un discurso político y social, en donde el deporte es un reflejo de las sociedades y de su vida cotidiana.

La calidad de vida y desarrollo económico se muestran como lujo veleidoso de las grandes potencias deportivas; ya no se trata de la superación física, o de la competitividad y el perfeccionamiento de una disciplina, sino de demostrar en que país se vive mejor y se trabaja mejor, puesto que son las condiciones de la vida cotidiana las que remiten al trabajo en el alto rendimiento, aquellas naciones que se dan el lujo de ser los mejores en el deporte porque sus estructuras económicas satisfacen sus necesidades y les permiten esa vanidad.

Paradójicamente el hecho de que China ahora sea el numero uno en el medallero, no solo significa que es la potencia deportiva numero uno, sino que la libertad tal y como la concibe occidente, es dispensable para organizar a un pueblo y alcanzar el desarrollo económico, creando espacios para el deporte de alto nivel.

Written by libertymoderna

September 21, 2008 at 11:56 pm

Posted in Us

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: